Buscar en este blog...

3

Lugares mágicos...Hotel La Malcontenta

Lugares mágicos...Hotel La Malcontenta
Hace unos meses con motivo de mi último cumpleaños, Dj Jöu me regaló un Fin de Semana de Relax para dos en este idílico Hotel cercano a Palamós. Nos queríamos dar un capricho y la verdad es que regresar a este lugar siempre es una experiencia inolvidable. Siempre me hace broma diciéndome que seguramente en otra vida yo debí ser esa mujer que habitó en esta masía alla por el siglo XIX, apodada La Malcontenta, de ahí el nombre del hotel.
No sé que fuerzas cósmicas entran en juego,  porque és el único hotel de todos los que he estado, en el que realmente me siento mejor que en mi propia casa... uno de mis lugares catalogados como "mágicos"..... bueno os cuento más cosillas.
La Malcontenta se encuentra a unos 2 Km de Palamós (Girona, Costa Brava) concretamente entre Palamós y Palafrugell. No está indicado muy bien indicado, así que es mejor que consultéis en su página web sobre cómo llegar. Buenoooo a mi modo más bien patatero, lo voy a intentar... hay que coger la carretera que va de Palamós a Palafrugell y en una rotonda a mano derecha vereis que pone "Depuradora" y "Platja Es Castell" de ahí sale un caminito (bastante mal asfaltado, hay que ir muy despacio) y a mano derecha, tras unos 800 m aproximadamente está el Hotel.
El camino sigue, y más adelante se llega a una playa (Es Castell) la única cala sin urbanizar que nos queda en la Costa Brava, ya que ha sido declarada como zona protegida. Esta playa se encuentra como ya he dicho en un lugar completamente virgen, rodeada de bosque sólo atravesado por el camino de ronda que bordea todo el litoral de la Costa Brava. 
Al lado de esta cala se encuentran los restos de un pueblo ibero, muy interesante de visitar y con unas vistas espléndidas de la playa y los acantilados. Tambien al otro lado se encuentra Cala S'Alguer que son unos pequeñas cabañas de pescadores que se utilizaban para resguardase cuando hacia mal tiempo, ahora aun se conservan y se utilizan como segunda residencia, muy bonitas de ver por su gran colorido.
Este agradable hotel se erige sobre una elegante casa de campo reformada, que data del siglo XIX, está decorado con un gusto exquisito La Malcontenta ha sido restaurado manteniendo el carácter rústico de la mansión original. Está decorado en estilo clásico y minimalista. Sus interiores son amplios y luminosos y conviven perfectamente la cerámica blanca, con tapizados, muebles antiguos y enormes sofás. Se encuentra rodeado de unos impresionantes jardines y tiene 3 piscinas de diseño moderno y zona de relax
La recepción combina cristaleras que dan un aire moderno y actual con muebles tipo vitrina restaurados, junto a la recepción hay un salón que a la vez es biblioteca y bar, con unos sofás enormes que parecen camas, llenos de cojines realmente cómodos. En este salón es donde se sirve el desayuno, que más tarde os contaré. En cuanto a las habitaciones....las hay de dos tipos...las que se encuentran en el edificio del hotel y otras que son construcciones anexas en el jardín. Las habitaciones son grandes, ¡muy grandes!

El baño, otro punto fuerte (dentro del baño no tiene bañera, porque está junto a la cama) pero la ducha, toda de mármol es gigante, está dotado de todo tipo de jaboncitos, esponjas, set de costura, cepillo de dientes, gorro de baño etc. También destacan un amplio surtido de toallas y 2 albornoces, lo que más me gustó es que el WC está separado del baño, en una puerta aparte.
La decoración de la habitación es muy agradable. Techos altos, cama de 2x2 enmarcada por una estructura de wengué y justo enfrente las puertas que dan acceso a la terraza exterior decorada con muebles de mimbre, una delicia en verano, dispone de aire acondicionado y televisión de plasma de 32", que le da un toque moderno a la decoración clásica del resto de elementos.
Además la habitación tiene un salón de lectura con amplios sillones y chimenea justo antes de llegar a la zona de dormitorio donde se encuentra el minibar, escondido dentro del armario (en el que hay 2 edredones nórdicos adicionales y carta de almohadas).

El restaurante se encuentra separado del hotel, me refiero a que no está dentro, sino que has de salir al jardín para acceder. Está decorado con la misma tónica que el hotel, de forma clásica pero agradable, nada barroco. El servicio inmejorable, hay varios camareros que están pendientes (sin agobiar) de que no falte de nada. Una jefa de sala, un maitre y varios camareros.

El desayuno como os he dicho se sirve en la biblioteca y es de tipo buffet. Hay frutas, cereales, todo tipo de panecillos, yogures artesanos, bollería artesanal, embutidos…
¡ una verdadera locura...que me encanta repetir cuando el bolsillo me lo permite !
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

@INSTAGRAM