Buscar en este blog...

0

Creta...una isla mágica

La isla de Creta es la más grande de Grecia y la quinta del Mediterráneo. Tiene una longitud de 360 Kms., y montañas que superan los 2.000 m. de altura. Su ancho oscila entre los 60 y los 13 Kms. Este dato hay que tenerlo en cuenta al viajar hasta allí, ya que se trata de una isla que necesita más tiempo que las demás para su visita.
Habitada sobre todo en la parte norte, el sur es prácticamente virgen y es aconsejable perderse por sus playas y lugares paradisíacos, tanto o más que las del norte.
Creta es un destino de referencia para los europeos. La isla nos seduce a todos con sus playas de arena, su animación y sus excepcionales restos de lugares antiguos.
Es una combinación ideal para una estancia de una ó dos semanas. La otra cara de la moneda es que los turistas invadimos esta soleada isla en julio y agosto. En primavera y a principios de otoño, en cambio, la naturaleza recupera sus derechos y los habitantes se dejan mecer de nuevo por el ritmo del Mediterráneo.
En el centro de Creta se encuentran altas montañas. Estos macizos calcáreos alcanzan los 2.500 metros, como en el caso de los montes Lefka Ori e Idi; están rodeados al sur por altas mesetas y recortadas por profundas gargantas. La erosión calcárea ha horadado numerosas grutas y gargantas, se han contado ¡más de 3.000!. Este impresionante decorado natural, al que no se puede llegar en coche, presenta muchas posibilidades para los senderistas y para hacer trekking por las gargantas de la isla. La ruta para descender por las gargantas de Samaria es fabulosa, pero habrá que evitarla en verano, ya que está abarrotada. Pero las gentes, los pueblos y la naturaleza son magníficos, vale la pena la visita.


En el extremo este de la isla, la playa de arena blanca de Vai, rodeada de un inmenso palmeral natural, es realmente mágica. Al oeste, a algunos kilómetros de La Canea, la playa de arena de Haghia Marina, grande, limpia y con sombra, es ideal para descansar y tomar el sol todo el día. Recordar que la playa de Rethymnon es bastante peligrosa si se levanta viento. Los remolinos son impresionantes y las corrientes son muy violentas. Evitar la playa de Heraklion, que ni está limpia ni es tranquila ya que está cerca del aeropuerto.  Al oeste, el pequeño puerto de Paleochora, antiguo refugio de hippies, está dominado por las ruinas de un fuerte veneciano. El pueblo, situado en una pequeña península, ha conservado todo su encanto, a pesar de las construcciones recientes. En el otro lado del puerto hay una magnífica playa de arena, con mucho viento y al abrigo de los turistas.
Muy cerca de Heraklion, el yacimiento de Knossos nos muestra las espléndidas ruinas de un palacio construido hacia el 1900 a.C. y destruido por un terremoto doscientos años más tarde. El segundo palacio sufrió más o menos el mismo destino, como consecuencia de la erupción del volcán de Santorini, y, más tarde, un incendio. Las ruinas incluyen también el palacio de Minos, las casas de los sacerdotes, las casas más modestas del pueblo y las necrópolis.

Mas información : Easy Viajar
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

@INSTAGRAM