Buscar en este blog...

0

Iguales después de la muerte ?


"El Peaje de la Muerte", dicho título es el eslogan que utiliza la asociación Nosuccessions, para dar a conocer a la ciudadanía catalana la injusticia y la discriminación que padecemos sobre el resto de comunidades y de la que son responsables nuestros representantes políticos.
A pesar de que se acaba de lograr un exitoso acuerdo de financiación con el Gobierno, no parece que ello vaya a repercutir en la supresión o siquiera en la reducción del impuesto de sucesiones. No se entiende que, mientras las mayoría de las comunidades autónomas son capaces de gestionar sus recursos y eliminar o minimizar este tributo, nuestros representantes en el Parlament no lo sean y se limiten a ningunear, mediante su silencio político, las constantes quejas ciudadanas.
No olvidemos la actual fase de crisis, en la que es prácticamente imposible conseguir una hipoteca o un crédito que permita pagar el impuesto y conservar los bienes familiares.
El Congreso de los Diputados ha rechazado una proposición de ley de CiU que pedía la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones (que el Estado tiene cedido a las comunidades autónomas) para familiares directos de primer grado.
Este famoso impuesto puede llegar a quedarse hasta el 30% de una herencia, lo que es 100 veces superior a otras autonomias. Para más inri, hay que pagarlo en metálico y en un termino de seis meses. Ahora que se ha puesto de moda hablar de impuestos solidarios, vamos a ver los beneficios de este ‘peaje’.
Básicamente, son tres, pero de ningún modo podrían ser calificados de solidarios, ya que este tributo potencia la evasión fiscal por parte de los más ricos; provoca también un tremendo impacto negativo sobre el ahorro de la clase media, es decir, la mayoría de familias; y por último, genera un escaso rendimiento. Consciente de todo ello, hace años que las haciendas forales vascas y navarras se dieron cuenta que no era justo cobrar impuestos a un cónyuge o a un hijo sobre bienes que por derecho natural les pertenece y que normalmente son producto del ahorro de una vida. Con el tiempo, ya son diez las CCAA que han eliminado el impuesto y muchas otras lo han reducido –a pesar de ser un impuesto estatal, las comunidades pueden establecer bonificaciones del 99 o del 100%–. En Catalunya, CiU lo intentó primero en el Parlament y ahora en el Congreso. La primera derrota ya auguraba la segunda, aunque en ésta tuviera el apoyo de ERC.
De esta manera, nada ha cambiado: cuando un catalán hereda un piso de 250.000 euros, debe desembolsar unos 45.000 a la hacienda local. Si esta misma persona viviera en Madrid, pagaría unos 400 euros. En el País Vasco, ni un euro.

¡¡Pa morirse... del susto !! verdad ??? dónde queda aquello de ... que todos somos iguales ante la Ley ??? ¿ qué Ley ? ó quizás deberíamos antes denunciar a estos "atracadores" de poltrona y guante más que blanco ???
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

@INSTAGRAM