Buscar en este blog...

0

El cambio de hora, ¿ahorra energía?


Hace unos días hemos atrasado los relojes una hora, lo que nos ha permitido ganar 60 minutos de descanso.
Pero, ¿para qué sirve el cambio de hora?
¿Lo vamos a notar en la factura de la luz?
 Según se explica en la Wikipedia, el horario de verano moderno fue propuesto por primera vez por Benjamin Franklin y posteriormente, en 1907, por William Willett. Se empleó ampliamente por primera vez en 1916, durante la Primera Guerra Mundial, para ahorrar carbón. A pesar de las controversias, muchos países lo vienen empleando desde entonces.
El añadir tiempo de luz diurna a las tardes beneficia al comercio, a la práctica deportiva y otras actividades a las que favorece la presencia de luz tras la jornada laboral, pero puede ocasionar problemas a la agricultura y a otras ocupaciones que dependen del tiempo de exposición a la luz solar.
El incremento vespertino de luz puede ayudar a disminuir los accidentes de tráfico, pero sus efectos sobre la salud y la incidencia del crimen están menos claros. Se dice que mediante el horario de verano se ahorra energía eléctrica al reducirse la necesidad de iluminación artificial, pero las evidencias que lo apoyan son débiles, dado que el horario de verano puede estimular la aparición de picos de demanda, lo que incrementa los costes…

Sigue atentamente el siguiente vídeo, y resuelve tus dudas sobre el origen de este cambio de horario, sus efectos psicológicos y físicos y sus consecuencias en el ahorro energético.

Vídeo ofrecido por Youtube.com


Fuente : Hogar Fotocasa

0 Huellas:

A Tod@s De Verdad...Muchas Gracias por las visitas